sábado, 17 de noviembre de 2007

Argentina gana 3-0 a Bolivia


La selección de fútbol de Argentina cumplió con la premisa de ganar, gustar y golear al vencer hoy 3-0 a Bolivia por la tercera jornada de la eliminatoria sudamericana para el Mundial 2010 en Sudáfrica.

Argentina, que lidera las posiciones de la eliminatoria con 9 unidades, ganó con gol de cabeza del delantero Sergio Agüero a los 40 minutos y con dos tantos del talentoso mediocampista Juan Román Riquelme a los 57 y 72 minutos respectivamente.

El equipo local debió trabajar para abrir una defensa bien replegada y atenta, que mantuvo su arco en cero durante casi todo el primer tiempo en el estadio Antonio Liberti -Monumental de River Plate- ante 43.308 espectadores, reseñó Reuters.

El encuentro cumplió con las expectativas, tanto de los argentinos como de los bolivianos, que en la semana habían anticipado que sería digno perder por la menor cantidad de goles en un estadio en el que nunca pudieron ganar.

Con esa perspectiva, Argentina acorraló rápidamente a Bolivia contra su arco, con las proyecciones de Hugo Ibarra por derecha, Javier Zanetti por izquierda y la velocidad en diagonal de Lionel Messi.

A pesar del dominio local, al que se acoplaban Agüero en reemplazo del lesionado Hernán Crespo y de Carlos Tevez por todo el frente de ataque, ninguno de los arcos tuvieron situaciones de peligro y, paradójicamente, la primera acción de peligro fue para Bolivia al cobrar una falta a los 7 minutos que no tuvo consecuencias para el arquero Roberto Abbondanzieri.

Sobre los 21 minutos, después de un tiro libre de Riquelme que contuvo sin problemas el arquero Carlos Arias, Bolivia creó una clara situación con un tiro libre del mediocampista Limberg Gutiérrez que pasó cerca del poste izquierdo del arco de Abbondanzieri.

Un minuto más tarde Riquelme habilitó a Messi, quien no pudo con la exigente salida de Arias después de entrar al área chica con pelota dominada.

En la mitad de la primera parte, Bolivia, concentrado y expectante con dos líneas de cuatro, pareció controlar la situación y algunas veces abortó las embestidas argentinas provocadas por Messi, Tevez y Agüero, y en otras el local no tuvo acierto y puntería en la definición.

De a poco, Messi comenzó a tener mayor protagonismo en el juego, aunque a veces abusó de su habilidad y perdió la pelota tratando de esquivar rivales.

A los 40 minutos llegó el gol de Argentina con un cabezazo de Agüero después de recibir un pase, también de cabeza, del zaguero Martín Demichelis a la salida de un tiro de esquina desde la izquierda.

Bolivia, que había cerrado todos los caminos hacia Arias, llegó a posición de gol con remates de Limberg Gutiérrez que no inquietaron al arquero Abbondanzieri

Reacciones:

0 comentarios: